Daría Terrádez: “Som exemple de bon govern i de gestió honrada”

Daría Terrádez es directora general de Relacions amb la Unió Europea i l’Estat de la Generalitat Valenciana, portaveu de Compromís per Bétera i, sobretot, un dels nostres grans referents morals en el Govern del Botànic. Investigadora especialitzada en drets socials, Daría s’ha dedicat amb passió quan li ha arribat el moment de la seua aplicació, des de la política, tant a nivell local com autonòmic. En esta emotiva i exhaustiva entrevista, posa en valor tot el que s’ha aconseguit en estos quatre anys i la necessitat de continuar amb la mateixa línia de treball. Però primer, alerta, “hem d’omplir de somriures les urnes autonòmiques i estatal diumenge que ve”.

– ¿Com ha estat la teua experiència en el govern de la Generalitat Valenciana?

– Han sido dos años y medio muy interesantes y sobre todo emocionantes. Puedo decir que he aprendido mucho, eso es lo más importante desde un punto de vista personal. Estos años al frente de la Dirección General de Relaciones con la Unión Europea y el Estado han sido un privilegio para mí. Además he contado con un equipo genial, que me han hecho fácil estos dos años, sobre todo los primeros meses que iba un poco perdida. En la Generalitat Valenciana tenemos grandes profesionales y eso es básico para hacer un buen trabajo.

– ¿Quines mides destacaries de la teua gestió?

– Cuando llegué a la Dirección General de Relaciones con la Unión Europea y el Estado, y tras pasar el susto de los primeros días, comenzó una labor de evangelización en el resto de consellerías de la Generalitat sobre la importancia de los asuntos relacionados con la Unión Europea. A veces sentimos que Bruselas, y todo lo que se decide en las instituciones europeas, está tan lejos que no nos afecta. Y no es así. Los asuntos europeos, las políticas y normas de la Unión Europea nos afectan en nuestro día a día, a veces positivamente y otras de forma negativa, pero tenemos que ser conscientes de su importancia. De igual forma, he intentado también que la ciudadanía esté informada y participe más en el diseño de las políticas europeas. Muchas veces nos quejamos cuando la medida ya está tomada, pero la UE ofrece posibilidades de participar antes de ese momento, y en eso he insistido, en promover el diseño de las políticas europeas desde abajo, con nuestra participación e implicación. Y respecto del resto de compañeros y compañeras, muchos ya amigos, que ocupaban cargos en otras consellerías, he intentado que estuvieran presentes en reuniones, jornadas y seminarios para que difundieran las póliticas del Botànic y que la UE comprobara que ya no somos una Comunidad Autónoma hundida por la corrupción, sino que somos ejemplo de buen gobierno y de gestión honrada. Hemos cambiado la imagen que la Comunidad Valenciana tenía en el exterior, la hemos cambiado a mejor.

Por último, también he de destacar la actividad como directora de la Fundación Comunitat Valenciana – Regió Europea. Esta entidad lleva mucho tiempo trabajando para la Comunitat Valenciana con personal altamente cualificado, radicado en Bruselas, Alicante y Valencia. Cuando llegué eran muy pocos y con una gran carga de trabajo. Se han incorporado dos personas más, una coordinadora y un técnico de seguimiento de políticas europeas. Son un gran equipo y son los encargados de que a la Comunitat no se le despiste ninguna oportunidad en la Unión Europea. Además su patronato lo hemos abierto a las universidades públicas y a los sindicatos, para que su configuración fuese más representativa de la sociedad valenciana, no como antes que tenía una marcada composición mercantilista.

Obviamente este trabajo, todo ello, se ha realizado con la estrecha colaboración con el delegado del Consell para la Unión Europea; han sido dos años muy intensos, de mucho trabajo mano a mano, para intentar cambiar una imagen muy perjudicada en la Unión Europea.

“Se li ha tornat a la ciutadania valenciana la dignitat, els seus drets socials i el seu benestar”

– ¿Com penses que ha millorat el dia a dia dels valencians amb el govern autonòmic durant els darrers quatre anys?

– No sé ni por dónde empezar y necesitaría unas cuantas horas para resumir brevemente todo lo que se ha hecho, que ha sido mucho y bueno. Lo primero que hay que tener en cuenta es que cuando el govern del Botànic llegó a la Generalitat tuvo que arremangarse y comenzar a limpiar, levantar alfombras y abrir ventanas. Fue como entrar en una casa deshabitada durante largos años, donde no se había hecho nada y donde faltaba mucho mobiliario que había desaparecido por distintas razones que todos conocemos. Han sido 20 años de gobiernos del PP y la Generalitat era un erial.

Aún así, se empezó a trabajar duro y una de las primeras medidas que recuerdo, y que más me emocionó, fue la devolución de la sanidad pública a aquellos a los que se la habían usurpado por cuestiones meramente económicas, por unas medidas de austeridad vergonzantes.

Pero si hay que resaltar un área, esta es la de políticas inclusivas e igualdad: sinceramente creo que se ha devuelto a la ciudadanía valenciana la Dignidad, sus derechos sociales, su bienestar y todo ello sin una financiación adecuada por parte del Gobierno central. Los derechos sociales son igual de importantes que los derechos civiles y las libertades y ese ha sido el eje de actuación de la Conselleria de políticas inclusivas e igualdad: reconocer y garantizar derechos sociales. Al fin y al cabo, no ha hecho más que dar cumplimiento a la Constitución y a convenios internacionales en materia de derechos sociales, ha garantizado la dignidad de las personas y eso es una de nuestras principales obligaciones como cargos públicos; lo dice la Constitución, y nosotros lo hacemos, otros la sacan a pasear sin habérsela leído, esa es la diferencia.

Otra de las medidas que cabría resaltar es la Xarxa llibres de la Conselleria de educación. Para muchas, muchísimas familias, el inicio del curso escolar era una pesadilla, y después de la crisis económica había muchos niños y niñas que llegaban a la escuela sin sus libros. El derecho a la educación es un derecho fundamental, no un privilegio, y que ahora nadie se tenga que preocupar por si puede o no comprar los libros, forma parte de la garantía de ese derecho.

Por eso mismo pienso que un nuevo Botànic es imprescindible, que Compromís esté en el gobierno es garantía de dignidad. Hemos venido a trabajar por y para las personas y eso se ha notado, mal que les pese a algunos, que están intentado tapar la labor del Botánic, y sobre todo de Compromís, con banderas y fantasmas del pasado. Los problemas de la gente no desparecen colgando en un balcón una bandera ni exhibiéndola en un hemiciclo, se arreglan trabajando, reconociendo derechos y garantizándolos. Tenemos que llenar de sonrisas las urnas autonómicas y estatales y así seguir haciendo sonreír a la gente, porque la dignidad hace sonreír.

“Hem aconseguit canviar la imatge tan perjudicada que tenia la Comunitat Valenciana en la Unió Europea amb dos anys de treball molt intens”

– Vares formar part de l’equip de govern de Bétera al començament de la legislatura, has col•laborat en el programa municipal i et presentes en llistes locals. ¿Quin és el teu balanç dels quatre anys de treball de Compromís per Bétera en l’Ajuntament?

– Pues me ocurre lo mismo que con la Generalitat, necesitaría muchas horas. Cuando entramos a gobernar la Alcaldesa me hizo uno de los mejores regalos y fue confiarme la Concejalía de Servicios sociales. Se presentaba ante mí todo un privilegio: poder aplicar, en cierta medida, todo lo que había estudiado. Mi actividad investigadora se ha centrado en los derechos fundamentales y, especialmente, en los derechos sociales tan vinculados a la dignidad de la persona. Por lo primero que optamos, y esa fue una de las primeras decisiones que tomó la Alcaldesa, fue garantizar que los menores menos favorecidos pudieran comer dignamente después de finalizado el curso en verano. La crisis ha afectado severamente a la infancia, aunque haya muchos que minimicen sus efectos, y muchos niños y niñas, fuera del colegio, no podían comer correctamente. Se preparó una escuela de verano para que pudieran tener garantizada esa comida diaria, paralelamente a actividades lúdicas y de deporte. Fue algo emocionante. También se decidió subir el presupuesto al año siguiente en 2016, un 50%, elaborar una ordenanza para poder otorgar ayudas sociales de forma transparente y justa y, lo más importante, se elaboró una guía de derechos sociales, pues mucha gente desconocía que podía solicitar esas ayudas. No hay como conocer tus derechos para poder exigirlos. Y sí, cambiamos el nombre de la concejalía que ahora se llama de Derechos Sociales; no hay que olvidar que son derechos, que se deben garantizar y esa es nuestra obligación como decía antes.

Después ya me nombraron para el cargo actual y siguió Raquel y ha hecho un trabajo enorme. Para mí, el más importante ha sido encargarse de la diversidad funcional, algo que el anterior equipo de gobierno ni se molestó en tener en cuenta. Se han hecho escuelas, talleres e incluso ha surgido una asociación de padres y madres con hijos con alguna diversidad funcional. Creo que ese ha sido uno de los mayores hitos.

De todas formas, además de la Concejalía de Derechos Sociales, el resto de concejalías han hecho un trabajo enorme, han recuperado 12 años de gobierno del PP. Como bien he dicho, podría estar horas, pero no puedo…aunque sí quisiera resaltar algunos objetivos alcanzados muy relevantes: han terminado con la deuda que tenía el ayuntamiento por completo, por fin tenemos unas cuentas más que saneadas y ello ha permitido invertir en el municipio, arreglar todo lo que se había abandonado durante años. Además al fin vamos a tener el museo que Bétera se merece donde podremos contemplar no solo los vestigios de nuestro pasado sino nuestras raíces, nuestras tradiciones, aquellas que nos hacen ser un pueblo singular, y de paso un castillo en condiciones y restaurado.

También se ha hecho una gran labor de comunicación con las urbanizaciones, de explicar bien cada una de las situaciones que afectan al gran número de urbanizaciones que hay en Bétera, pero siempre con el mismo eje: hacer que se sientan de Bétera, evitar que vivan de espaldas al núcleo urbano. Y cómo no, conseguir que se aprueben las obras de la circunvalación, eso ha sido algo especialmente positivo; después de años de rumores nunca confirmados, por fin podemos tener la certeza de que esas obras se van a ejecutar. Eso creo que ha sido histórico y fruto de muchas reuniones y conversaciones de la alcaldesa y de la concejala de urbanismo con la diputación.

De verdad que hay muchas más cosas, igual de importantes, pero aún teniendo la oportunidad de explicarlas me quedaría corta. Lo que sí quiero resaltar también es la gran labor pedagógica que este equipo de gobierno ha hecho, sobre todo su alcaldesa y el portavoz y ha sido explicar siempre todo. Nunca en los plenos se habían explicado cada punto del orden del día, pero es importante que la ciudadanía entienda qué se está decidiendo y todos los concejales de Compromís han explicado cada asunto. Eso es vital para aproximar a las personas al ayuntamiento, a la Administración, a ese ente que a veces lo vemos lejano y frío. Y no sólo en los plenos, también en la calle, creo que la característica de este equipo de Compromís ha sido su cercanía a la gente y también esa sonrisa que nunca perdemos.

Y seguro que habrá cosas que se hayan hecho mal, habremos cometido errores, pues somos personas, pero muchos de ellos habrán sido por el ímpetu de querer mejorar la vida de las personas, de querer ser más rápidos, y a veces la paciencia es la mejor consejera.

“Hem vingut a treballar per i per a les persones i això s’ha notat”

– Des del teu punt de vista, ¿quines han de ser les principals prioritats per a la pròxima legislatura a nivell local?

– La política local es la más próxima a la ciudadanía, y eso es lo que la hace más bonita. Por eso pienso que debemos seguir poniendo a las personas en el centro durante la próxima legislatura. Tenemos que seguir aumentando la oferta cultural y deportiva, trabajar para que nuestras fiestas no solo sean conocidas sino que además sean para todos, seguir dotando de infraestructuras a Bétera, mejorar su movilidad y seguir haciéndola amable. Bétera es un gran pueblo con un entorno privilegiado, por eso quise vivir aquí. También debemos seguir mejorando las políticas sociales porque aún colean los efectos de la crisis, desgraciadamente.

“La característica d’este equip de Compromís per Bétera ha sigut la seua proximitat a la gent i també un somriure que mai perdem”

¿Prioridades? Seguir haciéndolo como se ha hecho durante estos cuatro años: gestionando bien el dinero de todos, escuchando y explicando sin perder la sonrisa. Y también incentivar la participación ciudadana, su implicación activa en la elaboración y diseño de la política local. El ayuntamiento es de las personas, de los ciudadanos. Se lo hemos devuelto estos cuatro años pasados, ahora queremos que lo hagan suyo, que participen de él, porque es la casa de todos.

Arxivat en: Moviments Socials

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *